1.- La necesidad existe.

Cuando hablamos de Gestión de la Calidad de la Formación Virtual buscamos la satisfacción de las personas participantes en los procesos de formación, y para poder maximizar el grado de satisfacción que se consigue con la formación, es muy importante conocer el Ciclo de vida de la satisfacción de las necesidades y expectativas de los clientes de la formación virtual.


2.- Dando respuesta a la necesidad

 post-une66181-fases-1

La primera fase o Fase 1 es la correspondiente a la detección de necesidades y expectativas del mercado. Es necesario conocer en qué materias o contenidos se necesita formar a las personas para poder diseñar formación ajustada al mercado actual.

Pero no sólo hay que pensar en la formación demandada en el momento actual, sino que hay que tener una perspectiva más global y pensar en la evolución del mercado, en los itinerarios de formación que deben seguir las personas durante su desarrollo profesional y también en contenidos que no por ser transversales pierden valor.

Cubierta la Fase I, es necesario hacer un buen diseño y desarrollo de la formación, la Fase 2, y para ello las empresas creadoras de contenidos deben rodearse de expertos conocedores de la materia a desarrollar, de su uso en el mercado laborar y de la metodología más adecuada para su impartición y estudio con apoyo en las nuevas herramientas que nos proporciona la tecnología e Internet.

Con el diseño de la formación finalizado ahora hay que ofertársela al mercado, Fase 3, y este es el punto donde aparecerán los mayores problemas puesto que la oferta de formación es muy amplia y en muchos casos dificulta que los clientes puedan encontrar lo que realmente buscar.

Aquí hay que volver a ponerse en manos de la tecnología para realizar buenas campañas de marketing online que permitan un buen posicionamiento de la oferta formativa.

Pero para cuando se consiga que los potenciales clientes encuentren nuestra oferta de formación, y quieran estudiar su selección y consumo, se debe tener diseñada toda la información que permita dar respuesta a todas las dudas posibles de esos potenciales clientes. Fase 4.

La UNE 66181:2012 establece la información que los suministradores de acciones de formación deben ofrecer a los clientes para dejar claras las características de la formación: nombre, descripción, objetivos, modalidad, precio, …

Conseguido atraer al cliente por la calidad de la oferta, ahora solamente resta, Fase 5, ver el grado de satisfacción que consiguen realizando la formación. Es importante y necesario retroalimentarse de la experiencia de los clientes en el desarrollo de la acción de formación para mejorar, y en esta mejora continua está el éxito.

Se trata de un proceso en constante evolución y renovación porque los contenidos cambian, las necesidades de los clientes también cambian y cómo no, la tecnología cambia evolucionando y permitiendo que las herramientas mejoren y hagan más fácil la transmisión del conocimiento.